Logo de Culubret

La cerámica con relieve

Tendencias de la cerámica con relieve

La cerámica es un material de siempre. Ha estado presente siempre en nuestras casas desde tiempos lejanos, ya sea en forma de azulejos esmaltados y decorados o como baldosas para el pavimento. Sin embargo, ha experimentado tal desarrollo que se ha convertido en un material moderno donde los haya.

 

Suelos de baldosas, azulejos para paredes del cuarto de baño, el alicatado de la cocina… Los revestimientos cerámicos no son, en absoluto, algo nuevo. Llevan siglos decorando nuestros espacios. Sin embargo, se trata de un material que vive en una constante renovación. Un desarrollo tan espectacular que está plagado de nuevas ideas. Como la cerámica con relieve, la última tendencia que nos trae esta industria en lo que se refiere a decoración.

 

Y es que la cerámica nos ofrece todo un mundo de posibilidades para elegir los revestimientos de paredes y suelos. Si hasta hace algún tiempo quedaba casi reglada al espacio de la cocina y el baño, y a veces al de los pavimentos, hoy es posible revestir de forma genial las paredes de cualquier habitación de la casa con la cerámica. Un acierto seguro para un material de calidad, resistente y decorativo al máximo.

 

 

 

La personalidad de la cerámica con relieve

 

Si antes los suelos de baldosas no dejaban de ser un tanto aburridos y anticuados, hace tiempo que la cosa cambió por completo. Ahora este material ha cambiado tanto que se pueden encontrar modelos realmente espectaculares, tanto desde un punto de vista decorativo como técnico.

 

Las nuevas piezas en 3D, una cerámica con relieve que aportará carácter propio a cualquier habitación en la que se desee instalar. Es una manera muy original de añadir detalles de decoración, de forma que resulte sorprendente y muy especial.

 

Los relieves de las piezas de cerámica cumplen diversas funciones, entre ellas aportar autenticidad en aquellos diseños que imitan a otros materiales como la madera o la piedra natural.

 

También hay piezas que ganan en glamour como por ejemplo los azulejos biselados, sobre todo los que se rematan con un acabado de alto brillo. Alicatar un baño con ellos significa dotarlo de un carácter propio. Logrando que la estancia donde se instale, sea única.

 

 

 

 

Relieves que beben en las fuentes de la naturaleza

 

 

El avance técnico que han vivido los revestimientos cerámicos ha sido tal, que ahora es posible imitar con ellos casi cualquier material. Y esto es un hito a nivel de diseño, ya que se puede conseguir reproducir la apariencia de un suelo de madera, pero disfrutando de la resistencia y del fácil mantenimiento que aporta la cerámica.

 

En esta línea, y gracias a los relieves con los que ahora se puede dotar a las piezas cerámicas, es posible ganar mucha autenticidad a la hora de copiar los vetados naturales de la madera o el aspecto de la piedra. Las texturas pasan a ser realistas que no dejan de sorprendernos.

 

Poder instalar en casa un suelo precioso, con toda la belleza de la madera y su textura, sus grietas, las vetas más o menos marcadas… Pero de cerámica. Con todo lo que ello implica: no se raya, no se deteriora y se limpia simplemente pasando la fregona.

 

 

 

Diseños perfectos para baños y cocinas

 

 

Tanto los cuartos de baño como las cocinas han sido espacios de la casa en los que siempre han triunfado los revestimientos cerámicos. Por ser lugares en los que tan presente estaba el agua y la humedad, las paredes y los suelos se revestían con baldosas y azulejos. Y se sigue haciendo así, aunque en la actualidad las opciones son infinitamente más decorativos.

 

Es lo que ocurre con la cerámica con relieve, que pasa a ser una formidable manera de decorar baños y cocinas. Estos espacios adquieren, gracias a ella, una nueva dimensión estética, mucho más dinámica y moderna. Los azulejos con volumen y las formas geométricas en 3D aportan un punto de sofisticación perfecto, muy atractivo. Eso sí, conviene optar por tonos claros neutros que contrarresten la potencia de los relieves.

 

 

 

Apuesta por la moderación

 

 

Es cierto que la cerámica con relieve es un recurso realmente genial a la hora de decorar tus ambientes y que hoy, aunque siguen triunfando en cocinas y baños, los revestimientos cerámicos quedan genial en toda la casa. Sin embargo, conviene ser cauto y elegir los relieves con cuidado, pasándoles el filtro de la moderación.

 

Un relieve muy marcado en una pared muy grande puede resultar muy contundente como una pared de color naranja. Al igual que los colores, lo mejor es elegir opciones sencillas, que no terminen resultando cansinas al poco tiempo.

 

Ten en cuenta que los relieves resultan muy sugerentes y evocadores, mientras que los muy grandes y potentes, por muy bellos que te parezcan al principio, pueden llegar a ser muy cargantes. Si te apasiona, elígelos en zonas pequeñas y combínalos con paredes lisas. Y, opta por colores claros, serenos, neutros. Será la mejor forma de acertar.

 

 

 

Andrea

Interiorista.

Contáctanos por Aquí