Logo de Culubret

Las bañeras exentas

Las tendencias en las bañeras exentas

 

Las bañeras exentas no son algo de los últimos tiempos, éstas nacieron a finales de del siglo XIX en la era victoriana entre las personas más ricas de la época. Dichas bañeras se creaban en hierro fundido y siempre tenían patas, aunque con diferentes formas. La colocación de las bañeras exentas, como en la actualidad, era en el centro del baño o en alguna estancia siendo el principal elemento decorativo, además de darse baños en ellas. Con el paso del tiempo las bañeras exentas cambiando tanto el material con el que se fabrican como las exclusividad de las mismas, aunque sin perder su esencia de lujo y diseño.

 

Independientes – sinónimo de lujo

En esta época donde el espacio en casa suele escasear; tener un gran baño con bañera es una muestra más de lujo. Las bañeras autónomas necesitan espacio para poder ser colocadas y es el elemento que más va a destacar en el baño.

 

Un estilo para cada baño

Desde estilos más vintage que imitan las antiguas bañeras, pero con la comodidad de nuestro siglo. A diseños más modernos donde las líneas rectas y el minimalismo ganan por goleada. Dentro de cada estilo también podemos encontrar diferentes versiones, las que van apoyadas directamente al suelo. O las que por lo contrario cuentan con patas como antiguamente.

 

Un oasis de bienestar particular

Con la ayuda de expertos podrás crear una estancia dedicada a la desconexión donde poder relajarte sin salir de casa. Una elección de los elementos adecuados y haciendo estudio de la luz acorde conseguiremos que el baño parezca un spa particular.

 

Con la libertad de movimiento

Si algo tiene de bueno estas bañeras es que se pueden colocar en cualquier lugar. Sin duda, es uno de sus principales atractivos.

 

En diferentes materiales

Según el estilo que decidas para tu bañera exenta, tendríamos diferentes opciones: el hierro fundido con una capa de porcelana es el típico de las de estilos vintage y con patas. Mientras que las de  líneas más modernas y fluidas suelen ser de polvo mineral y resina, lo que promete un acabado agradable y cálido. También se puede optar por las de latón, perfectas para estilos más ecléticos. Donde el zinc y el cobre son los materiales más ocurridos. Y, por último tendríamos las de una pieza única de mármol. Éstas serán el máximo exponente de la elegancia en tu baño o dormitorio y tienen una gran durabilidad.

 

 

Andrea

Interiorista.

Contáctanos por Aquí