Logo de Culubret

El porcelánico efecto microcemento

Las tendencias en el porcelánico efecto microcemento

 

El microcemento es un revestimiento decorativo que ha revolucionado las reformas de los cuartos de baños de un tiempo a esta parte. Un material compuesto por cemento, árido, resina y pigmentos que se coloca directamente sobre el revestimiento existente sin derribos ni escombros.

 

 

Esta ventaja es una de las valedoras de la popularidad de los baños de microcemento, ya que al no ejecutar obras en sí permite que el aseo siga siendo transitable durante su renovación. Pero hay muchos beneficios implícitos en la apuesta de este material en una de las estancias más utilizadas de cualquier hogar.

 

 

 

Principales ventajas de los baños de microcemento:

 

 

Se puede aplicar el microcemento en baños de muchas maneras. Una versatilidad que no muchos materiales brindan y que acaba conquistando a todo aquel que lo conoce. Principalmente como pavimento y revestimiento de pared, pero también crear estanterías o el propio mueble del aseo con ese material.

 

 

 

8 de los motivos principales por los que los baños con microcemento van a causar auténtico furor este 2022:

 

 

El microcemento en los baños potencia la sensación de amplitud

 

 

En la mayoría de ocasiones el cuarto de baño es la zona más pequeña de la casa y, por ello, optimizar su tamaño lo máximo posible es prioritario cuando se toma la decisión de renovarlo. La continuidad del microcemento en baños aporta una mayor sensación de amplitud que se potenciará aún más si se combina con colores claros en suelos y paredes.

Es el caso del blanco, un color ideal para que el baño de microcemento parezca mucho más grande de lo que realmente es y que además combina a la perfección con otros materiales como por ejemplo la madera.

 

 

 

Resistencia a la humedad ambiental en el baño de microcemento

 

 

Otras de las ventajas más destacables del microcemento en baños que contribuirán a que se convierta en una moda decorativa en 2022, es su extraordinaria resistencia a la humedad ambiental. El baño es una zona que sufre de este tipo de humedad constantemente, por eso es tan importante seleccionar correctamente los materiales a emplear. Con el microcemento este problema desaparece por completo. Porque no solo resiste muy bien a la humedad ambiental, sino también al vapor de agua.

 

 

 

La versatilidad de los baños de microcemento

 

 

Si hay una característica que define a la perfección a los baños de microcemento es su versatilidad, ya que este revestimiento goza de una excelente adherencia a prácticamente cualquier soporte como los azulejos, uno de los materiales estrella en cuartos de baños.

Es por ello, que podemos aplicar el microcemento a baños de muchísimas maneras, no solo en paredes y suelos. Es frecuente observar muebles de baño revestidos con microcemento, pilas e incluso platos de ducha y bañeras.

Una versatilidad que permite crear infinitos diseños y de cualquier color que quieras, ya que este innovador revestimiento decorativo dispone de una amplia gama de pigmentos.

 

 

 

Limpieza fácil y sencilla de los baños con microcemento

 

 

Un baño con microcemento es muy fácil de limpiar porque la ausencia de juntas evita que se acumule la suciedad. Tan solo tendrás que usar un detergente neutro y una bayeta para un cuidado diario.

 

 

 

El microcemento en baños fomenta la luz natural

 

 

Si hay algo que ocupa y preocupa a la hora de renovar un baño es que sea luminoso, crear una atmósfera relajada. El microcemento en baños es idóneo porque potencia la luz natural como si se reflejase sobre él.

 

 

 

Rápida aplicación del microcemento en baños

 

 

Como la aplicación del microcemento en baños no requiere de obras la instalación será muy rápida. Si se aplica sobre suelos, habrá que esperar unos 2 o 3 días para poder transitar sobre el nuevo pavimento sin problemas.

En cambio, si se decide recubrir la pila del mueble del baño con microcemento o el plato de ducha, el periodo asciende a una semana.

Por lo que respecta a la aplicación del microcemento en baños, el proceso varía dependiendo del tipo de microcemento elegido y de la superficie a revestir.

 

 

 

El microcemento en baños es antideslizante

 

 

La humedad por condensación y el agua propio del cuarto de baño pueden ocasionar resbalones y caídas. Un problema que se evita al aplicar el microcemento en el baño. Ya que según el acabado que se confiera al pavimento, es decir el barniz con el que se selle, y el tipo de microcemento empleado, el suelo adquiere dicha propiedad. Así que es una solución perfecta para esta estancia.

 

 

 

El baño de microcemento ofrece impermeabilidad

 

 

Los cientos de proyectos de renovación en los que se han revestido con microcemento platos de ducha y muebles, no es fruto de la casualidad. La excelente resistencia al agua corriente de este material permite dar rienda suelta a la creatividad. Olvídate de posibles filtraciones, eso sí, asegúrate antes de que el soporte sobre el que se va a aplicar el microcemento no tenga humedades. En el caso de tenerlas y no subsanarse, el microcemento copiaría dichas humedades.

 

 

 

Precio del microcemento en baños

 

 

El precio del microcemento en baños depende de varios elementos como la dificultad de la obra, la calidad del microcemento que se vaya a utilizar así como qué se va a revestir. No es lo mismo aplicar microcemento en el suelo o paredes del baño a confeccionar un plato de ducha o una bañera.

 

 

 

5 ideas para aplicar microcemento en baños:

 

 

El microcemento puede aplicarse de muchas formas y en muchos lugares.

 

 

 

Bañera y ducha de microcemento

 

 

De un tiempo a esta parte, se ha disparado la realización de bañeras y duchas de microcemento. Fundamentalmente porque, aparte de su bella estética, el microcemento es un revestimiento decorativo cuyo mantenimiento es escaso y su limpieza es mínima.

Pero también por la capacidad que este innovador recubrimiento tiene para crear acabados antideslizantes para evitar esos resbalones tan traicioneros que todos parecemos alguna vez en nuestra vida.

Al estilo de esto, también puede realizarse un acabado impermeable con el uso para evitar que el agua quede estancada en el plato de ducha e irrumpan hongos.

 

 

 

Microcemento en encimera y pila de baño

 

 

Una impermeabilidad que hace muy propicio revestir con microcemento la encimera o pila de baño, dos elementos expuestos constantemente al agua. El microcemento blanco y gris siguen siendo los más populares a la hora de renovar un baño.

 

 

 

Estanterías de microcemento en baño

 

 

La organización y el almacenaje en el baño es fundamental. En algunas ocasiones puede llegar a ser un auténtico quebradero de cabeza cuando el cuarto de baño es muy pequeño. Por eso, optimizar el espacio lo máximo posible es una prioridad.

Independientemente del tamaño del mismo, apostar por una estantería de baño con microcemento es un acierto, ya que no solo te permite guardar elementos de higiene, sino que contribuye a aportar sensación de continuidad a toda la estancia. Asimismo, la flexibilidad de este material permite crear cualquier tipo de muebles de microcemento de baño, no solo estanterías.

 

 

 

Paredes y suelos de microcemento en baños

 

 

El uso más extendido del microcemento no iba a ser una excepción en el caso de los baños. Revestir con microcemento las paredes, pero sobre todo los suelos del cuarto de baño es una de las opciones preferidas. Un tipo de pavimento muy a tener en cuenta ya que como se ha comentado antes, puede convertirse en antideslizante.

 

 

 

Lavabos de microcemento

 

 

Una de las mejores ideas para aplicar el microcemento en baños es construir un lavabo por su bajo mantenimiento, su funcionalidad, diseño y estética moderna. Sea cual sea el color del microcemento, el acabado final será muy atractivo, suave y gustoso al tacto.

 

 

A la hora de fabricar un lavabo de microcemento hay que tener en cuenta una serie de consideraciones que vamos a desarrollar a continuación:

 

 

 

Lavabo de microcemento con buena pendiente al desagüe

 

 

Hay que asegurar que el futuro lavabo de microcemento tenga una buena caída o pendiente al desagüe para evitar que se estanque el agua, algo que resultaría fatal. Garantizando esto, se evitarán la mayoría de problemas al aplicar microcemento a un lavabo.

 

 

 

Reforzar los bordes del lavabo con microcemento

 

 

Uno de los consejos de nuestros expertos, aunque a priori no sea necesario, es la de reforzar con perfiles de aluminio los bordes del lavabo de microcemento. Al hacerlo se aporta un extra de calidad, consistencia y diseño al lavabo revestido con microcemento alisado.

 

 

 

Impermeabilidad del lavabo de microcemento

 

 

Una de las grandes ventajas de realizar un lavabo de microcemento es el carácter impermeable que se puede dotar a este revestimiento con selladores especializados. Con nuestros barnices, el lavabo con microcemento resistirá a la humedad ambiental y al agua corriente sin problemas.

 

 

 

Amplias posibilidades de los lavabos de microcemento

 

 

Los lavabos de microcemento ofrecen amplias posibilidades decorativas en función del tipo de recubrimiento. Si se busca un marcado aspecto de aguas o estuco y tacto suave, se recomienda utilizar microcemento Microfino.

Si por el contrario se prefiere un aspecto más natural, la mejor elección es el microcemento Microdeck. Pero también se puede lograr un acabado pétreo o rústico si se aplica la técnica fresco sobre fresco.

 

 

 

Colores más populares para los baños de microcemento

 

 

El blanco, el gris y el beige son los colores más utilizados en los baños de microcemento. El blanco, como se ha comentado con anterioridad, es la tonalidad predilecta para fomentar la luminosidad y limpieza de la estancia así como la sensación de amplitud de los baños con microcemento más pequeños.

 

Por su parte, el beige y resto de marrones es un color de microcemento ideal en aquellos baños que busquen un ambiente y estilo más rústico. Si se busca justo lo contrario, un estilo más moderno y actual el gris es el mejor aliado. De todas formas, es importante remarcar que la versatilidad del microcemento en baños permite combinar varios colores.

 

Como podéis observar, el poder del microcemento en baños es inmenso. Unas aptitudes que han enamorado a arquitectos, interioristas y demás profesionales de la construcción.

 

 

 

Qué microcemento utilizar  para el baño

 

 

La elección de un tipo de microcemento u otro para el baño está sujeta al gusto del cliente. Al acabado que tenga en mente. Partiendo de esa base han desarrollado sistemas que son idóneos para ser aplicados en las estancias:

 

 

 

Microfino, microcemento para las paredes del baño:

 

 

Para las superficies verticales y no transitables del baño contamos con Microfino. Un microcemento ideal por su acabado liso que favorece la limpieza de las mismas. Destaca además por un efecto de marcas de agua muy característico.

 

 

 

Microdeck, microcemento para el suelo y los muebles del baño:

 

 

En cambio, Microdeck es el microcemento más indicado para revestir el suelo y muebles de baño. Un revestimiento más robusto y de aspecto natural y rústico. Destaca por su magnífica resistencia al desgaste por abrasión y tránsito. Cuenta además con la particularidad de poder ser aplicado con la técnica fresco sobre fresco.

 

 

 

Industtrial, microcemento de mayor impermeabilidad para el baño:

 

Industtrial es un microcemento para baños que hay que tener en cuenta sí o sí. Se puede aplicar tanto en paredes como en suelo ero no es por eso por lo que destaca. Sino por su mayor impermeabilidad, dureza y resistencia. Esto se debe a su composición con áridos y resina epoxi.

 

 

 

Effecto Quartz, microcemento listo al uso para baño:

 

 

Para complicarse menos, pero obtener los mismos acabados y resistencias. Para eso creamos Effecto Quartz, un microcemento listo al uso que sirve de igual modo para suelos que para paredes de baño. Está disponible en diferentes granulometrías.

 

 

 

Andrea

Interiorista.

Contáctanos por Aquí